Fisting: Una introducción general – parte III

This post is also available in: Inglés, Francés

Información adicional a la que escribí sobre la comida.

Tengo que decir que, aparte de poner atención en lo que coméis, aún hay más.
Tienes que descubrir por ti mismo cuánto tardas en digerir la comida, el tiempo es diferente en cada persona. Para mí está entre 48 y 72 horas, para mi novio está entre 1 y 3 horas… así que ya veis si hay diferencia.
Si no sabéis vuestro tiempo, os voy a explicar cómo descubrirlo. Preparad una cena con patatas, espinacas y ternera. (Si no os gustan las espinacas, podéis reemplazarlas por remolacha). Las heces de las próximas horas o días serán verdes (con remolacha, rojas). Cada vez que vayáis al baño, comprobad vuestras heces. Así sabréis cuánto tardan. Esto es bueno para saber qué puede salir cuando te limpies el culo por dentro.
 
La limpieza interna es mejor hacerla en 2 ó 3 veces, sobre todo si habéis comido otras comidas diferentes a las mencionadas en la Parte I. Dejadme recordaros que toda clase de pasta/espaguetis son una buena comida antes de jugar. Aunque esto depende también de vuestros excrementos. Toda otra comida posiblemente requerirá más limpieza. Conozco a tíos que sólo viven de pasta & espaguetis… pero a ellos les va el juego duro (quiero decir 5 ó 6 veces a la semana).
Si vais a jugar por la noche, dejadme deciros que lo mejor es limpiarse por primera vez por la mañana o después de levantarse sea la hora que sea… una pequeña limpieza de unos 10 a 15 minutos. La 2ª vez os limpiáis otra vez de 10 a 15 min. sobre el mediodía o justo después de trabajar y, si es necesario, la 3ª vez una hora antes de jugar, de 10 a un máximo de 20 minutos. Esta es la mejor y más cómoda manera de limpiarse y buena para vuestra flora intestinal.
Si tenéis mucha hambre podéis comer algo, como arroz o que tenga arroz, sobre la hora del almuerzo o entre 4 y 3 horas antes de jugar. El arroz suele pararlo todo durante varias horas…
 

Habiendo seleccionado vuestro material, comido (y mentalmente preparados), ya estáis listos para empezar. La idea es crear un ambiente apropiado para que os podáis relajar. La relajación es el “mejor” amigo cuando os limpiáis. Después de descubrir qué es lo mejor para vosotros o una vez os hayáis acostumbrado al proceso de limpieza, será mucho más fácil. Pero aún encuentro a veces tíos fisteros que aún no saben bien cómo deben limpiarse…

Tus intestinos serán receptivos y se llevarán bien con el enema. La temperatura del agua debe ser tibia, una temperatura que sea agradable para la piel. ¡ATENCIÓN! Recordad que los intestinos no tienen “sensibilidad”. Un agua demasiado caliente podría causar quemaduras en vuestro interior. El agua demasiado fría podría causar calambres. Si es tu primera vez, aplica una pequeña cantidad de lubricante (uno que NO sea soluble en el agua ni hecho de petróleo) al área anal y a la cabeza del objeto. La lubricación permitirá que éste entre más fácilmente. Gradúa un caudal de agua que no te cause un malestar inmediato o que “dispare” la necesidad de evacuar. Los mejores resultados se obtienen al insertar el líquido suficiente como para que cause una cierta presión en tu lado izquierdo. Cuando llegues a este punto, saca el objeto y retén el agua apretando tus músculos anales. La retención permite que el agua se mueva por el intestino. También puedes restregar la mano sobre tu estómago para estimular lo que se viene a denominar gravedad. Cuando lo hagas, la presión que sentirás dentro menguará y podrás inyectar más agua. El tiempo y la experiencia te enseñarán cuándo añadir más y cuándo expulsar lo que tienes dentro. Mientras expulses, OBLÍGATE a hacerlo del modo más calmado y relajado posible. Una expulsión demasiado rápida del enema mezclado con el material fecal podría causar fisuras y abrasiones a los tejidos del recto. Usa el sentido común. Repite el proceso hasta que el fluido que expulses sea claro y no contenga fragmentos fecales visibles.

Si tienes verdaderos problemas para conseguir una buena limpieza, es mejor que te rellenes parcialmente, lo aguantes y te estires e incluso levantes las caderas ligeramente. Esto permitirá a la gravedad trabajar a tu favor, y moverá el agua más al interior de tu intestino. Notarás como la expulsión después de un llenado profundo te llevará más tiempo, y el agua continuará haciendo su camino hacia abajo durante algún tiempo, pero una vez te hayas acostumbrado, ya aprenderás a saber cuándo la tienes toda fuera. Haciendo esto repetidamente durante un período de un par de horas, con descansos de 15-20 minutos, dejará a la mayoría de tíos limpios profunda y eficazmente.

También vale la pena dedicar un momento a pensar sobre la medida del intestino, y en qué zona del abdomen se aloja. Siguiendo el camino hacia arriba desde el ano, el recto suele estar inclinado hacia nuestra izquierda, se retuerce ligeramente, y se mueve hacia arriba en el lado izquierdo del cuerpo (colon descendente) hasta que gira en una esquina más o menos por debajo de la parte inferior de la caja torácica. Si te estiras sobre tu lado izquierdo, una vez más permitirás que la gravedad te ayude, dejando que el agua entre en el colon descendente más fácilmente. No importa lo cuidadosa que haya sido la limpieza, nada puede garantizarla por completo, especialmente en el fisting profundo y en el fistingduro. Ningún fister que se precie se paralizará por eso, y simplemente lo sacará fuera y seguirá adelante. El deseo de estar lo más limpio posible es comprensible y razonable, pero el fisting no es una actividad para alguien que esté paranoico con la idea de tener contacto con la mierda.

BAJO NINGÚN CONCEPTO estéis más de media hora metiendo y sacando agua, ya que provocaréis que vuestro culo esté cansado ya antes de empezar. En vez de litros de agua, mejor hacedlo en proporciones pequeñas.
Los períodos cortos son mejores…

Hay otra cosa muy importante a hacer antes de empezar a jugar:
Activos y Pasivos: cortaos las uñas. 
Por favor, las uñas sin cortar pueden causar muchos daños al pasivo. 
Comprobad también si después de cortadas están lisas. Si no, limadlas. 

Una vez más, esta información no es en absoluto un modelo único a seguir para las prácticas descritas.
Cada uno de vosotros debe decidir por sí mismo qué es lo que le va mejor.
Lo único que puedo decir es que esto está escrito a partir de nuestra experiencia, y en 30 años que llevo fisteando he ayudado a muchos tíos con esto…

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>